Iglesia de Cristo

La 14 - San Miguel - El Salvador






Un Caballo de Troya en la Iglesia


Caballo de troya en la Iglesia de Cristo
Mateo 7:15

La historia del caballo de Troya es descrita en la Odisea de Homero como un enorme caballo de madera muy bien hecho, usado por los griegos como una táctica para introducirse en la ciudad fortificada de Troya, Los griegos dejan este caballo gigante de madera, cerca de la entrada de los muros de Troya, el caballo fue llevado inocentemente por los soldados troyanos dentro de las murallas, sin saber que en su interior se ocultaban soldados enemigos. Durante la noche, salieron del caballo, mataron a los centinelas y abrieron las puertas de la ciudad para permitir la entrada del ejército griego, que llegaron a matar a sus habitantes y destruir la ciudad.

Metafóricamente un "caballo de Troya" significa cualquier estratagema o estrategia que busca infiltrar una fortaleza muy protegida. El caballo de Troya llega a la Iglesia como algo atractivo e inofensivo pero con poder de destrucción inimaginable para los que inocentemente lo reciben como un regalo sin darse cuenta de las graves consecuencias que traerá al pueblo. En la parábola del trigo y la cizaña dice que el dueño del campo mando a sembrar buena semilla, pero que mientras “dormían” vino el enemigo y sembró cizaña en medio del trigo. (Mateo 13:24-25)

El caballo de Troya: Los falsos maestros y sus enseñanzas.

Los falsos maestros no llegan a las congregaciones anunciando “yo soy un falso maestro” estoy aquí para dividir y hacer que la iglesia deje de ser de Cristo. Los falsos maestros llegan encubiertamente, haciendo su trabajo como células cancerosas, minando el cuerpo muy despacio y manteniéndose por algún tiempo sin ser detectados hasta que el daño ya está hecho (Judas 4)

Un falso maestro es muy peligroso porque se desliza sin ser notado, no revela sus intenciones, por lo que avanza en sus planes antes de que su verdadero propósito sea conocido.

En Mateo 7:15 Jesús advierte: Cuídense de los falsos profetas, que vienen a vosotros vestidos de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces.

Desde hace algún tiempo he venido oyendo expresiones como “La Iglesia de Cristo debe cambiar, debe modernizarse o desaparecerá” “Debemos salirnos del cajón en que nos encajonaron los predicadores viejos”. Esas palabras no vienen de la boca de un verdadero líder de la iglesia de Cristo sino de aquellos fraudulentos que buscan minar la fe de los hijos de Dios. El apóstol Pablo hablo de aquellos “Quienes con suaves palabras y lisonjas engañan los corazones de los ingenuos” (Romanos 16:18). El también hablo de estos como falsos apóstoles, obreros fraudulentos, que se disfrazan como apóstoles de Cristo (2ª Corintios 11:13) Pedro claramente escribió diciendo que hubo falsos profetas entre el pueblo, como habrá entre vosotros falsos maestros que introducirán encubiertamente herejías destructoras con “palabras fingidas” sobre los tales ya de largo tiempo la condenación no se tarda, y su perdición no se duerme (2ª Pedro 2:1-3)

La palabra de Dios es igual de contundente en la “advertencia” de la naturaleza malévola de falsas enseñanzas como en “condenar” las doctrinas erróneas.

¡Cuidado con los nuevos movimientos!!!

Un ejemplo de este caballo de Troya avanzando adentro de la iglesia es el nuevo movimiento que surgido últimamente por un líder que se presenta dando seminarios con nuevas estrategias de evangelismo para lograr que la iglesia crezca. Este con mucha astucia ha logrado embaucar y seducir a varios otros líderes con diversas artimañas convenciéndoles de que debemos aprender de cómo están creciendo las sectas. Por cierto dentro de los seminarios cita muchos nombres de grandes líderes denominacionales con los cuales se asesora para seguir adelante con su plan desestabilizador de la iglesia del señor. (Como R. Warren, D. Watson y otros más)

El apóstol Pablo escribió de a los Efesios “Para que ya no seamos niños fluctuantes, llevado por doquiera de todo viento de doctrina, por estratagema de hombres que para engañar emplean con astucia las artimañas del error. Sino que siguiendo la verdad en amor, crezcamos en todo en aquel que es la cabeza, esto es, Cristo. (Ef. 4:14-15)

Hermanos amados en el Señor la apostasía no ocurre en un día, los cambios toman lugar muy despacio en un periodo de tiempo, los líderes de los movimientos de cambio saben que si hacen ataques frontales en contra de la iglesia no tendrán éxito pero si tienen un plan maestro para “cambiar” la iglesia de Cristo y están trayendo el caballo de Troya a dentro de la Iglesia sigilosamente, discretamente y moderadamente.

Estos “lideres” están avanzando con su movimiento por varios países de Latinoamérica, yo solo quiero que recordemos siempre aquellas palabras. “Amados, no creáis a todo espíritu, sino probad a los espíritus si son de Dios; porque muchos falsos profetas han salido por el mundo” (1ª Juan 4:1)

Por Rigoberto Arguera

Clic aqui para leer la segunda parte de este tema