Iglesia de Cristo

La 14 - San Miguel - El Salvador






MI MANERA


a MI MANERA


Cuando tú haces las cosas a tu manera, te metes en problemas. Pedro se metió en varias problemas por hacer las cosas a su manera. Interpretó correctamente la identidad de Jesús: "Tú eres el Cristo, el Hijo de Dios viviente" (Mat. 16:13-16). Pero cuando Cristo anunció su intención de ir a Jerusalén a morir, Pedro le censuró: "en ninguna manera esto te acontezca". Desde su punto de vista, Jesús iba a fundar el reino, o sea, la nación más grande que jamás se ha visto. Y Jesús tiene que hacer lo que Pedro pensaba. Jesús le truenó: "¡Quítate de delante de mí, Satanás! Me eres tropiezo, porque no pones la mira en las cosas de Dios, sino en las de los hombres" (Mat. 16:23). Nos metemos en problemas con Cristo, cuando seguimos instituciones, ideas, opiniones y tradiciones de hombres. Nos equivocamos cuando hacemos caso a nuestra manera y no a la manera de Dios.

En otra ocasión, Pedro tuvo problemas con Dios por querer hacer las cosas a su manera. En visión Dios le mostró un gran lienzo con toda clase de animales cuadrúpedos, reptiles y aves y le mandó a matar y comer de aquellos. Pedro le dijo: "No Señor" a Dios. Explicó a Dios que aquello era inmundo, pero Dios le reprendió, "Lo que Dios limpió, no lo llames tú común" (Hech. 10:9-16). ¡Qué expresión ridícula: "No Señor"! Es confesar a Dios como Señor para luego decirle que "No". Es la paradoja más grande que hay en la Biblia.

Es la confesión de los sectarios: oran a Dios, alaban a Dios, pero se niegan a hacer su voluntad (Mat. 7:21-23; Luc. 6:46; Luc. 22:42). A lo que Dios dice en su Palabra, ellos dicen, "No Señor". Lo escucho todos los días. Dicen, "Dios es amor. Seguramente no me va a castigar por hacer las cosas distinta a lo que dice la Biblia. Seguramente no me va a juzgar por adorarle a mi manera". "Yo sé que la Biblia lo dice, pero en nuestra iglesia tenemos otra costumbre". "No. No puedo bautizarme como dice la Biblia. Yo mejor me quedo con el bautismo de los hombres". "No. El Señor no puede pedirme que salga de mi secta, porque todos mis familiares y vecinos saben que soy miembro de mi secta. No. No puedo cambiar". Están muy mal y Dios quiere que lo sepan. Sin embargo, los obedientes se asustan y dicen, "Nosotros no sabíamos que esto era así". A éstos se les oye decir, "Sí Señor".

En Antioquía, Pedro fue acusado de hipocresía - por hacer las cosas a su manera. Se asociaba y comía con los gentiles hasta que llegaron a Antioquía unos judíos de Jerusalén, amigos de Jacobo. Entonces por miedo, Pedro se apartó de los gentiles. Además de hipocresía, Pedro fue acusado de no andar "rectamente conforme a la verdad del evangelio". Aquí está la clave. Cuando hacemos la cosas a nuestra manera, no estamos andando conforme a la verdad del evangelio. Por complacer a los judíos tradicionales, estaba privando a los gentiles de su libertad en el evangelio.

Me gusta estar con cristianos que hacen las cosas a la manera de Dios. Pero ¿saben lo que no me gusta? Cuando la gente hacen las cosas a su manera. La manera de los hombres causa divisiones. No hagas caso a la manera de los hombres. Es tu vida. Tú eres quien te vas a enfrentar al Señor en el día de juicio.